INRPAC Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda

Inicio > Cartas del Director
+ - - -

Comisión Asesora Presidencial y Productos de Apoyo

Escrito el 21 de Julio de 2016 en Cartas del Director.

Los productos de apoyo, sin duda, son elementos importantes para mejorar el desempeño, la participación y la calidad de vida para las personas en situación de discapacidad. Así mismo, permiten reducir las necesidades de apoyo que presentan las personas, al ser utilizados en forma pertinente y contextualizados.
En el mundo según la OMS, solo el 10% de las personas en situación de discapacidad pueden acceder a estos productos y debido a esto la misma OMS ha llevado a cabo en el último tiempo algunas iniciativas para facilitar a los países poder mejorar la cobertura y calidad de las políticas y programas para mejorar esta situación. Entre las iniciativas que se han llevado a cabo, destaca el listado de los 50 productos de apoyo prioritarios, recientemente publicado y que se impulsa en el marco de los derechos humanos de las personas en situación de discapacidad, donde la Convención en virtud de los artículos 4, 20, 26 y 32, señala que “los Estados parte deben garantizar el acceso a las tecnologías de apoyo a un precio asequible y promover la Cooperación Internacional con ese fin”.
En este contexto es interesante poder revisar algunos aspectos de las medidas planteadas en la propuesta de Plan Nacional Sobre Inclusión Social de las Personas en Situación de Discapacidad, iniciativas de la Comisión Asesora Presidencial en estas materias:
• “Aumentar al menos en un 10% anual la inversión en ayudas técnicas y tecnológicas que hace el Estado, asegurando la calidad de éstas y la prontitud en su entrega”. Sin duda el tema del financiamiento siempre es un aspecto muy relevante en este ámbito dado que difícilmente se puede mejorar la oportunidad y cobertura de productos de apoyo para las personas si no se aumentan los recursos.
Dado que históricamente el presupuesto asignado es insuficiente, también creo necesario plantear la necesidad de reasignar los recursos actualmente disponibles para que puedan ser mayormente utilizados, ajustando los actuales criterios de focalización de programas que tienen escasa demanda, pudiendo utilizar de mejor forma estos recursos.
• “Generar una instancia de coordinación nacional de las ayudas técnicas, vinculadas al Sistema Nacional de Apoyos y Cuidado (SNAC), que permita una distribución en base a los requerimientos regionales y locales, considerando además la opinión de las propias personas que usan las ayudas técnicas en la calidad y pertinencia”.
Creo profundamente que la centralización de programas y su coordinación pueden aportar a mejorar el monitoreo y evaluación de la implementación de estas políticas públicas, sin embargo, pareciera que incorporar la gestión de los productos de apoyo a los procesos donde se determina la necesidad y se realiza la prescripción, sea ésta en el ámbito educativo, del trabajo, deporte, salud o rehabilitación sería la mejor opción para hacer que estos productos sean más oportunos, atingentes y permitan mejorar la eficacia de los programas, logrando el mayor impacto funcional.
• “Financiar las ayudas técnicas y tecnológicas que se requieren para la habilitación y rehabilitación en discapacidad de origen sensorial”.
Sin duda, esto es un elemento de equidad para el acceso a productos de apoyo que pueden facilitar la participación de un grupo importante de compatriotas con discapacidad de origen sensorial. Para esto, es necesario que exista oferta vinculada a los servicios de habilitación requeridos para que estos productos logren efectivamente el impacto esperado.
• “Gestionar y financiar proyectos que permitan aumentar el número de médicos especialistas en medicina física y rehabilitación y de ortoprotesistas disponibles para el sistema público”.
Esto parece un problema estructural transversal a muchos de los aspectos señalados en los diagnósticos del informe y en particular en el tema de ayudas técnicas y que no solo guarda relación con la formación de la especialidad, sino tambien con las capacidades presentes en los médicos de salud familiar y de atención primaria para resolver problemas frecuentes de consulta en este ámbito, lo que podría tambien facilitar la resolución con los equipos profesionales de rehabilitación que hoy se desempeñan en atención primaria. Además, no puedo dejar pasar esta oportunidad para volver a relevar la importancia de contar con un centro motor del desarrollo y conocimiento en estos ámbitos, como lo es un Instituto Nacional de Rehabilitación, que desarrolle capacidades en el ámbito de ayudas técnicas, formación de ortoprotesistas y generación de tecnologías de bajo costo, que permitan avanzar hacia la solución de problemas que impiden el cierre de brechas, pues aunque existieran suficientes recursos financieros, por ejemplo para la fabricación de prótesis, necesitamos equipos preparados para estas labores,.

Si bien todos estos aspectos son mencionados en el informe de la Comisión Asesora, ninguno de ellos está dentro de la priorización realizada por ellos mismos y por tanto cabe preguntarse ¿cómo será la implementación de proyectos y programas? donde más que una priorización por temas en forma consecutiva según el cumplimiento, esperaríamos más bien un desarrollo progresivo en los distintos ámbitos de la sociedad que permitan ir avanzando en la modificación de las barreras que impiden hoy la inclusión integral de las personas en situación de discapacidad en nuestro país. Esperamos entonces, que el presupuesto del año 2017 pueda incorporar señales tales como las propuestas por la comisión en las partidas presupuestarias de ayudas técnicas o deporte Paralimpico entre otros, que en términos del marco global del gasto público son sin duda montos menores, pero de gran significación como señal política.

Informaciones

Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda

Av. José Arrieta 5969, Peñalolén. Santiago, Chile. Servicio de Salud Metropolitano Oriente

Teléfonos

(+56 2) 25754350 / 25754358