INRPAC Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda

Inicio > Noticias
+ - - -

Carolina y Priscila, un caso de amor y esperanza.

Escrito el 8 de Julio de 2013 en Noticias.

Para Carolina, madre de 16 años, la pesadilla comenzó cuando en octubre de 2012 a su pequeña hija de tan sólo 10 meses de edad la aquejara una fiebre que hizo que la llevara de urgencia al Hospital de Osorno. En ese momento, los doctores sin tener un diagnóstico claro la enviaron a su casa con supervisión, pero en vez de mejorar empeoró cada vez más, con fiebre alta, fuertes dolores de cabeza, decaimiento, vómitos, llantos y manchas de color rojo vinoso en su piel. Esto hizo que Carolina llevara nuevamente a su pequeña hija al Hospital, la resolución fue inmediata, Meningococcemia. La Meningococcemia, es una manifestación de la bacteria “Neisseria Meningitidis”, más conocida como Meningitis, la cual, consiste en una infección que se disemina por la vía sanguínea produciendo una septicemia cuya evolución puede ser aguda o fulminante, caracterizándose, por un rápido colapso circulatoria con rash hemorrágico, pudiendo ser fatal en algunos casos.
Para la pequeña Priscila Gallardo, no había esperanzas de vida, sin embargo, comenzó a reaccionar lentamente a las atenciones brindadas por los doctores de su ciudad y al inmenso amor y preocupación de su madre, no obstante, Priscila tuvo secuelas con compromiso vascular lo que implicó, que tuvo que ser amputada de ambas piernas por debajo de sus rodillas. Además, quedó con su piel muy sensible producto del injerto de piel a la cual tuvo que ser sometida.
Carolina no se dio por vencida y con esperanzas emprendió viaje a Santiago buscando poder rehabilitar a su pequeña. Fue así como en el verano de este año llegó al INRPAC, pero lamentablemente no pudieron ingresar en ese momento a rehabilitación, puesto que Priscila era portadora de un enterococo. Profesionales del INRPAC no perdieron tiempo y siguieron con su tratamiento de sistema elástico compresivo para mejorar su piel y una vez que sus cicatrices comenzaron a mejorar, se empezaron a sacar los moldes para la fabricación de sus prótesis. La idea era que cuando Priscila comenzara con su rehabilitación en el Instituto ya pudiese cargar su peso en las prótesis.
A fines de junio, Priscila comenzó su rehabilitación obteniendo excelentes resultados, su piel sensible por las cicatrices ha tolerado muy bien las prótesis y a sólo 7 días de su kinesiología logró cargar todo su peso y dar sus primeros pasos con asistencia y andador.
El pronóstico para la recuperación de Priscila es positivo, puesto que es una niña con mucha vitalidad, así lo afirmó Rodrigo Hidalgo, kinesiólogo del INRPAC, quien se refirió a la pequeña como inquieta, con ganas de explorar y se adapta muy bien a las situaciones y personas.
Carolina, dice estar feliz con la recuperación de su hija, “Cuando llegué al INRPAC estaba muy triste, pero nunca perdí las esperanzas, sabía que saldríamos adelante con mi niña. Ahora me voy feliz a nuestra casa”.
Por último, Carolina Hernández, médico fisiatra del INRPAC, afirma que la actitud de la madre frente a lo sucedido ha sido fundamental en la recuperación de su hija, “Carolina ha tenido una fortaleza interna que impresiona, con esperanza y siempre pensando en el futuro de la pequeña, aprendió sin dificultades todos los cuidados que hay que realizarle a Priscila, por lo que estoy segura que saldrán adelante”.
Carolina y Priscila ya se fueron de vuelta a Osorno, sin embargo, les queda un largo camino por recorrer. La pequeña deberá estar en rehabilitación en Puerto Montt y en agosto próximo deberán volver al Instituto para un control y adecuar las prótesis de acuerdo al crecimiento que vaya teniendo Priscila, y lo más seguro, es que dentro de tres meses ya esté caminando por si misma.

Informaciones

Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda

Av. José Arrieta 5969, Peñalolén. Santiago, Chile. Servicio de Salud Metropolitano Oriente

Teléfonos

(+56 2) 25754350 / 25754358