INRPAC Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda

Inicio > Rehabilitación en Línea
+ - - -

Lunes 12 de diciembre 2016

Escrito el 12 de Diciembre de 2016 en Rehabilitación en Línea.

El especial de este mes será dedicado a la importancia que tiene el “juego” para los niños con discapacidad física.
Hablaremos de la importancia y desarrollo del juego, qué debo considerar para el juego, sus etapas y cómo fabricar juguetes en casa.

Este capitulo ha sido elaborado para permitir que la persona que realiza los cuidados básicos de rehabilitación, conozca la importancia del juego en los niños, y de alguna manera poder entregar ideas de actividades y materiales que podrían utilizar con el niño con discapacidad física.

Imagen1

El juego es una potente herramienta para aprender y relacionarse con el mundo. Ninguna persona deja de jugar salvo casos muy excepcionales, no importa que limitación se tenga, se puede jugar con la mente, con el cuerpo o con ambos a la vez; el jugar con la
mente es soñar, cuando te cuentan una historia, cuando ves una película o te cantan una canción… Nos permite liberarnos y disfrutar. Jugar también es sentir el viento en el pelo, sentir el movimiento en una hamaca o en un auto, sentir una cosquilla hecha por una mano amiga, una textura diferente, un sonido o un sabor agradable.

El juego es una ocupación, es la principal ocupación del niño y casi la única hasta los 4 años y perdurará toda la vida. A través del juego, el bebé y el niño se conectan con el mundo, tomando los objetos y descubriendo las posibilidades de relacionarse con el medio que le rodea.

Características del Juego

-Le provoca placer al niño.
-Es importante para el niño.
-Provoca curiosidad.
-No necesita que lo motiven para jugar.
-Facilita el aprendizaje y el descubrimiento de lo nuevo.
-Facilita el desarrollo y el perfeccionamiento de las destrezas.
-Desarrolla la creatividad.
-Es un medio de expresión, comunicación e interacción.
– Satisface sus necesidades afectivas.

A través del juego, los niños aprenden a conocerse a sí mismos, a los demás y al mundo que los rodea. Además descubren la alegría del estar en esta actividad.

Aquellos niños a los que se les da la oportunidad de jugar, pasan casi la totalidad de sus primeros años de vida entregados al juego. Desde este punto de vista de lo “útil”, este hecho puede resultar incomprensible, pero si se tiene en cuenta que jugando el niño ejercita su actividad física, sus sentidos y su pensamiento se le dará al juego la importancia que realmente tiene.

Lo importante en el juego no es lo que hace ni el resultado, es decir, el niño que juega está libre, y esta actividad de libertad le puede permitir vivir de manera distinta experiencias pasadas desagradables, o adquirir otras por medio de la imitación de actividades observadas en el adulto.

Desarrollo del Juego

Al nacer, el niño no sabe jugar. Esto se desarrolla gradualmente al lado de la madre, del padre o del cuidador/a. la seguridad que conlleva el amor de quien cuida al niño permite que este pueda alejarse del adulto y dedicarse a explorar el mundo que lo rodea. Más aun, es la madre o cuidadora la que inicia al niño en el juego. Durante los primeros días de su vida, su juguete más interesante es su propia madre o cuidadora, que será la primera que le ayudará y animará a desarrollar sus juegos.

No te pierdas el 2° capítulo de este entretenido especial.

Informaciones

Instituto Nacional de Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda

Av. José Arrieta 5969, Peñalolén. Santiago, Chile. Servicio de Salud Metropolitano Oriente

Teléfonos

(+56 2) 25754350 / 25754358